Ante la visita del Presidente a La Araucanía, Gobierno le baja el pelo a la CAM: «Lo que digan o no digan nos tiene sin cuidado»

El Presidente de la República, Gabriel Boric, anunció para este jueves su esperada visita a la región de La Araucanía, para dar un paso importante en la búsqueda de soluciones a los hechos de violencia en la zona.

Precisamente uno de esos grupos, la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) -la que tuvo entre sus líderes a Héctor Llaitul, actualmente en prisión preventiva- lanzó duras advertencias contra el Mandatario.

A través de un comunicado, la CAM reivindicó -nuevamente- sus acciones de «sabotaje y resistencia». Ante esto, el subsecretario de Desarrollo Regional, Nicolás Cataldo (PC), manifestó que «lo que diga o no diga la organización nos tiene sin cuidado».

En la declaración, la organización criticó que el Mandatario se moverá por la zona sur del país «extremadamente custodiado por fuerzas especiales y militares, lo que refleja su postura a favor de la militarización del Wallmapu».

Asimismo, apuntó que el jefe de Estado visitará la zona para «legitimarse frente a sectores que aceptan las migajas institucionales de un sistema en crisis. Su viaje al Wallmapu obedece a los intereses de la oligarquía, al poder de los grupos económicos que confrontan directamente con la causa mapuche».

Ante esto, la ministra del Interior, Carolina Tohá (PPD), asumió que «por supuesto que la seguridad está muy considerada y presente en la planificación, pero queremos decir que la manera en que se planifica cuando el Presidente de la República se desplaza por el territorio, no lo hace en virtud de amenazas».

«Lo hace en virtud de su rol como jefe de Estado, de autoridad en todo el territorio de la República, y en esa medida tenemos la seguridad de que vamos a poder tener una presencia que permita desplegar la agenda y lo que yo creo que los ciudadanos de La Araucanía quieren: escucharlo, encontrarse con él y conocer su mirada», cerró Tohá.