Barco humanitario con 89 migrantes rescatados del Mediterráneo atraca en Sicilia

«La odisea de 89 rescatados y nueve miembros de la tripulación parece terminada. El ‘Rise Above’ entró en el puerto de Reggio Calabria. Esperamos que todo vaya bien y que todas las personas a bordo puedan desembarcar», escribió la organización en su cuenta de Twitter.

Cuatro migrantes ya fueron evacuados por motivos médicos el domingo de este buque de pequeñas dimensiones en comparación con otros tres barcos de oenegés que operan actualmente en el Mediterráneo y que se encontraron con el rechazo del nuevo gobierno italiano de desembarcar la integridad del pasaje.

Después de semanas en el mar, el navío con bandera alemana «Humanity 1», de la oenegé SOS Humanity, recibió autorización para atracar el domingo 6 de noviembre en Catania y desembarcar a 144 personas, esencialmente mujeres y menores, pero otros 35 hombres adultos tuvieron que quedarse a bordo.

El «Geo Barents», barco con pabellón noruego de Médicos Sin Fronteras, atracó también el domingo en Catania pero las autoridades solo permitieron desembarcar a 357 personas y rechazaron la entrada a otras 215.

234 rescatados atrapados en el Ocean Viking

Por ahora, solo queda el «Ocean Viking», de la oenegé SOS Méditerranée y también con bandera noruega, para recibir luz verde para entrar a un puerto italiano. El martes por la mañana navegaba frente a las costas de Siracusa, indicó a la AFP un fotógrafo a bordo.

«La situación a bordo del ‘Ocean Viking’ se ha vuelto insoportable para los 234 rescatados. Después de 17 días a bordo, su salud mental está gravemente afectada: muchos sufren insomnio y muestran síntomas importantes de ansiedad y depresión», dijo la oenegé.

El nuevo gobierno italiano, el más derechista desde la Segunda Guerra Mundial, mantiene una línea dura contra la migración.

El ministro de Interior, Matteo Piantedosi, estimó que los migrantes rescatados el mar eran responsabilidad del Estado bajo cuya bandera navega el barco.

El sur necesita billones de dólares para enfrentar el cambio climático