Carolina Tohá, ministra del Interior: «Los datos de la seguridad no son mejores en los gobiernos de derecha»

La ministra del Interior, Carolina Tohá, abordó las principales directrices que tomará el Gobierno en materia de seguridad a raíz de los tres asesinatos a carabineros que han ocurrido en las últimas tres semanas.

En una entrevista con La Tercera Tohá aseguró que la crisis de seguridad es «un desafío enorme para el logro del programa de Gobierno».

Al respecto, sostuvo que «toda la visión que hay detrás de que la seguridad es un tema más afín a la derecha y más complicado a la izquierda, que se le ha dado mejor a gobiernos de ese signo y más difícil a los más progresistas no tiene ningún fundamento».

«Esta crisis de seguridad no empezó en este gobierno», recalcó y añadió que «los datos respecto de la seguridad no son mejores en los gobiernos de derecha que en los de izquierda».

«El problema de seguridad tiene un componente respecto de la temática del orden público que se vive en el país, donde hubo mucho debate, pero el fenómeno de criminalidad violenta que estamos viviendo es un fenómeno de toda la región. Se refiere a la llegada de bandas armadas con alto poder de fuego. Explicarlo a través de las consecuencias del debate de la movilización social es una herramienta política que uno puede entender, pero desde el punto de vista del sustento de los datos es restringido», dijo la ministra del Interior.

Igualmente, Tohá relacionó los cuestionamientos a la política tradicional de los últimos años con el manejo de la crisis en seguridad.

«Un país que vivió un momento de mucha agitación, como fue Chile, que puso en duda muchas de sus reglas, puede enfrentar o procesar una crisis como esa, llegando a nuevos acuerdos, pero lo que no puede es acostumbrarse a vivir sin respeto a las reglas y en el desorden. Eso es algo muy importante de entender desde el mundo progresista. Las crisis sociales muchas veces gatillan cambios positivos en la sociedad, pero cuando se eternizan solo traen oleadas conservadoras», expresó.

Además, afirmó que la crisis significa un desafío para el Gobierno. «Sí creo que es un desafío enorme para este gobierno, no solo para sus resultados de seguridad, sino para el logro de todo su programa, que logremos detener esta crisis de inseguridad y sobre todo este cuestionamiento generalizado a las instituciones», expresó la ministra.

Llamado a tregua

En relación al llamado a «tregua» que realizó el Presidente Gabriel Boric a todos los sectores políticos, la ministra Tohá afirmó que tiene como objetivo que «todo el sistema político haga su trabajo».

También te puede interesar:

«El llamado del Presidente es en ese sentido, en entender que este esfuerzo que hay que hacer no es para que al gobierno le vaya bien, sino para que todo el sistema político haga su trabajo. A veces la sensación de que esto es darle un punto al otro impide trabajar colaborativamente», detalló.

La ministra valoró que la reacción de la oposición a este llamado ha sido buena.

«He visto comprensión de que es necesario salir de la dinámica en que estuvimos, por ejemplo, en los días en que estuvimos en el debate Nain-Retamal, y he visto también una postura abierta a escuchar, de interés por escuchar qué tiene que proponer el gobierno», opinó.

Agregó que desde el Gobierno tendrán reuniones con las coaliciones de Gobierno «para armar una agenda de temas que hay que pulir y que queremos después transformar en propuestas para pensar la nueva etapa de cómo se va a continuar con esta alianza de gobierno poselecciones».

Sistema de inteligencia

En relación a las medidas que adoptará en el Gobierno en los próximos meses se refirió a los cambios y creación de instituciones, dentro de las que destacan la creación de un Ministerio de Seguridad y un Sistema de Inteligencia.

«Vamos a tener al final de nuestro gobierno un Ministerio de Seguridad, un Sistema de Inteligencia, una Ley de Marco de Ciberseguridad, fiscalías reformadas, nuevos roles para los municipios y los gobiernos regionales, una institucionalidad para las víctimas», mencionó.

«En paralelo es necesario avanzar en planes de acción inmediatos, operativos. Donde los hemos desarrollado, hemos logrado importantes resultados. Ha sido lo que ha pasado en La Araucanía o las intervenciones que se han hecho en el norte o en ciertos barrios donde se ha intervenido el espacio público. La decisión del plan que presentamos ahora, que viene desde enero preparándose, tiene una escala mucho mayor. Y se mete de frentón en las grandes zonas urbanas. Hay un tercer plano que es generar un marco en la política pública que saque la seguridad, al menos parte importante de la política de seguridad, del corazón de la disputa en que ha estado todo este tiempo», agregó la ministra.