Cineasta estadounidense Andrew Bujalski en Chile: «es importante que logre rebotar algo de mi propio corazón y alma en la pantalla»

El cineasta estadounidense Andrew Bujalski (Boston, 1977) visita Chile por primera vez, en el marco del festival internacional Antofacine, que fue inaugurado este martes y se realizará hasta el el sábado.

Apodado como padrino del «Mumblecore», Bujalski tendrá la oportunidad de compartir dos de sus filmes, «Funny Ha Ha» (2002) y el estreno en Chile de su película «There There» (2022).

«Esta será mi primera vez en Chile y estoy encantado», dice a El Mostrador. «Temo que será demasiado breve. No tengo muchas expectativas, sólo que espero disfrutar el ambiente con otros amantes del cine».

El artista además estará en un cine foro junto a los asistentes, a realizarse el viernes 11 de noviembre, a las 12:00 horas, en la Biblioteca Regional de Antofagasta (Jorge Washington 2623), con inscripciones aquí.

Trayectoria

Bujalski estudió cine en Harvard y su asesora de su tesis fue la artista y directora belga Chantal Akerman.

De su segundo largometraje, «Mutual Appreciation», se dijo en la revista Variety: «Si John Cassavetes hubiera dirigido un guion de Eric Rohmer, el resultado podría haber parecido y sonado como Mutual Appreciation».

De Chile, Bujalski señala conocer a directores como Pablo Larraín, Raúl Ruiz y Alejandro Jodorowsky. «Probablemente necesitaré que me enseñen sobre lo que es particularmente chileno en su trabajo», expresa.

El artista es conocido como creador del movimiento «Mumblecore», que se caracteriza por realizar películas sencillas y realistas. El término alude a un sonido rústico típico de este cine.

«Nunca hubo un movimiento, ya que ninguno del grupo original tuvo como propósito filmar una película ‘mumblecore’», explica Bujalski.

«Realmente pienso que simplemente fuimos gente joven contemporánea reaccionando a un montón de convenciones calcificadas del género que veíamos en el cine independiente de la época. Nos preguntábamos si podíamos lograr algo más vibrante -y cinemático- al intentar establecer una relación más directa entre la audiencia y los realizadores».

«No estoy seguro de que prefiera las películas ‘realistas’ per se, tengo mucho apetito por artificio y surrealismo, pero es importante que logre rebotar algo de mi propio corazón y alma en la pantalla, y no sólo una película en homenaje a otras cintas».

Inspiración

Consultado sobre cómo se inspira para sus historias, dice que es «difícil de decir».

«Algunas ideas flotan en tu mente, a veces por años, y siempre es algo sorprendente cual se cristaliza lo suficiente para de hecho convertirse en algo que logre llegar a la pantalla. En última instancia estas cosas se vuelven obsesiones, una vez sientes que puedes ver algo lo suficientemente claro en tu cabeza, te desesperas por sacarlo afuera».

Y aunque Bujalski es mayormente conocido como un cineasta independiente, de hecho tiene un vínculo con Hollywood.

«He tenido la suerte suficiente para trabajar ocasionalmente en Hollywood a través de los años, mayormente como guionista. Por ejemplo, trabajé en el remake de Disney de ‘La dama y el vagabundo’. Pero no vivo allí. Mi principal foco siempre ha sido mi propio trabajo y no espero que Hollywood se interese mucho en ello. Pero debería moverme más para tratar de mantener mi carrera allá, siempre estoy muy agradecido por ese trabajo y lo disfruto».

Finalmente, ¿hay algún próximo proyecto del cual nos pueda comentar algo?

«¡El tiempo lo dirá! Tengo un proyecto que espero hacer con algunos actores brillantes, pero lograr el financiamiento es impredecible y duro, como siempre», concluye.