Condenan a siete años de cárcel a excarabinero por el asesinato de Álex Lemun

A casi 20 años del hecho se conoció la sentencia por el asesinato del menor de edad, Álex Lemun: el Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de Angol condenó a siete años de cárcel al coronel en retiro de Carabineros, Marco Treuer Heysen, como autor del disparo que causó la muerte del joven mapuche en noviembre de 2002.

El coronel (r) deberá cumplir con la pena de manera efectiva, para lo cual se abonarán los 3 años y 358 días que estuvo privado de libertad, entre prisión preventiva y arresto domiciliario.

Sobre la sentencia, la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH)–institución querellante–, Consuelo Contreras, señaló que su cooperación en esta causa no fue “sólo para satisfacer el anhelo de justicia de víctima y familiares”, y añadió que esta condena “genera un mensaje claro y efectivo en cuanto a que en el futuro estas violaciones no serán condonadas ni toleradas”.

También te puede interesar:

“La obligación de investigar y garantizar el acceso a la justicia en casos de violaciones a los derechos humanos significa establecer sanciones proporcionales y adecuadas a la gravedad de los hechos. No sólo para satisfacer el anhelo de justicia de víctimas y familiares, (sino) también como garantía de no repetición”, agregó la directora del INDH.

Por ello, explicó que “la condena contra el ex carabinero Marco Treuer, autor del disparo de escopeta que en noviembre de 2002 le quitó al joven mapuche Álex Lemun, genera un mensaje claro y efectivo en cuanto a que en el futuro estas violaciones no serán condonadas ni toleradas”.

Esta sentencia corresponde al segundo juicio, toda vez que en 2021 la Corte de Apelaciones instruyó realizar un nuevo proceso judicial tras acoger el recurso de nulidad emitido por la sede del INDH de La Araucanía contra la primera condena.

Hechos acreditados del caso

Según el veredicto del juicio, el 7 de noviembre de 2002 el entonces mayor Treuer conducía a un grupo de funcionarios de Carabineros que fueron enviados al fundo Santa Alicia en la comuna de Angol, debido a que en el lugar se registraba una ocupación por parte de una comunidad mapuche.

En ese contexto, los uniformados utilizaron gases lacrimógenos y municiones de goma para dispersar a los ocupantes. Luego, el ex coronel cambió la carga de su escopeta y recurrió a una munición de plomo.

“Teniendo preparación en el uso del arma y conociendo lo letal de ésta”, dijo el tribunal, Treuer disparó e impactó en la parte frontal derecha de la cabeza a Álex Lemun, entonces de 17 años, quien se encontraba a una distancia de entre 70 y 100 metros.

La víctima falleció cinco días después por la herida que le causó esta munición. La causa de muerte fue “traumatismo encéfalo craneano abierto por proyectil de arma de fuego”, estimó el tribunal.

El coronel en retiro ya había sido sometido a dos casos: el primero quedó en manos del IV Juzgado Militar de Valdivia, el cual en 2004 decretó el sobreseimiento de la causa de modo temporal y parcial, lo que fue ratificado por la Corte Marcial ese mismo año. Tres años después la Corte Suprema decidió reabrir el caso en la justicia ordinaria.

Ese mismo año en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se había aprobado un informe estableciendo “la responsabilidad de Chile por la violación a los derechos a la vida, integridad personal, igualdad y no discriminación, derechos del niño, derechos a las garantías judiciales y protección judicial de Álex Lemun, su familia y la comunidad Requén Lemun”.