Conozca Marshmallow, el nuevo exoplaneta «ultraesponjoso»

Las observaciones de distintos telescopios han posibilitado el descubrimiento de un nuevo exoplaneta, Marshmallow, un inusual planeta similar a Júpiter orbitando alrededor de una fría estrella enana roja.

Identificado como TOI-3757b, este planeta gigante gaseoso se ubica a unos 580 años luz de la Tierra, en la constelación de Auriga (el Cochero), y es el planeta con la densidad más baja detectado alrededor de una estrella enana roja: se estima que posee una densidad promedio similar a la de un marshmallow, malvavisco o dulce esponjoso.

La descripción de este nuevo exoplaneta –fuera de nuestro sistema solar– se publica en un artículo en The Astrophysical Journal, liderado por Shubham Kanodia, investigador del Carnegie Institution for Science Earth and Planets Laboratory (Estados Unidos).

Comprensión de la habitabilidad de los planetas

Según los científicos, el descubrimiento de TOI-3757b es importante, ya que significa que se pueden encontrar mundos con envolturas de gas significativas orbitando cerca de las pequeñas y tempestuosas estrellas enanas, que los astrónomos habían sospechado previamente que podrían despojar a cualquier planeta en órbita cercana de una gran proporción de sus atmósferas.

Dado que se cree que las atmósferas son una de las características planetarias clave que permiten que se forme y prospere la vida, esto tendría implicaciones para nuestra comprensión de la habitabilidad de los planetas que orbitan las estrellas enanas rojas, según explica el medio científico Science Alert.

«Tradicionalmente se ha pensado que los planetas gigantes alrededor de las estrellas enanas rojas son difíciles de formar», afirma el astrónomo planetario Shubham Kanodia.

«Hasta ahora esto solo se ha analizado con pequeñas muestras de estudios Doppler, que normalmente han encontrado planetas gigantes más alejados de estas estrellas enanas rojas. Hasta ahora no hemos tenido una muestra de planetas lo suficientemente grande como para encontrar planetas gaseosos cercanos de manera robusta.»

Órbita alrededor de su estrella en 3,5 días

El planeta fue detectado inicialmente por el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS por sus siglas en inglés) de la NASA, explica un comunicado del Laboratorio Nacional de Investigación en Astronomía Óptica-Infrarroja (NOIRLab).

Luego, el equipo de Kanodia realizó observaciones de seguimiento utilizando instrumentos ubicados en tierra, entre ellos dos del Telescopio WIYN de 3,5 metros del Observatorio Nacional Kitt de Arizona.

Según los datos recogidos, este gigante gaseoso tarda en completar su órbita alrededor de su estrella anfitriona apenas 3,5 días, 25 veces menos que el planeta más cercano al Sol en nuestro Sistema Solar, Mercurio, que toma 88 días en completar un período orbital.

La densidad promedio de TOI-3757b resultó ser de 0,27 gramos por centímetro cúbico, lo que sería menos de la mitad de la densidad de Saturno (el planeta con la densidad más baja del Sistema Solar).

Esto corresponde a un cuarto de la densidad del agua, lo que significa que podría flotar perfectamente en una bañera lo suficientemente grande para posar el planeta, o también una densidad similar a la de un marshmallow, concluye el NOIRLab.