Corea del Norte lanza tres misiles más, uno de los cuales activa alerta en Japón

Tras disparar más de 20 proyectiles en la víspera, Corea del Norte incrementó hoy aún más la tensión regional al lanzar otros tres misiles balísticos, uno de los cuales activó la alerta en varias regiones de Japón pese a que aparentemente no llegó a sobrevolar el archipiélago por un fallo en pleno vuelo.

Esta retahíla de lanzamientos, que buscan responder a unas grandes maniobras aéreas que realizan este semana Seúl y Washington, hizo que los aliados anunciaran hoy mismo que estos ejercicios, que debían concluir mañana, viernes, se prolongarán unos días más.

También te puede interesar:

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, calificó de «intolerable» la retahíla de lanzamientos norcoreanos, mientras que el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) surcoreano, cuya reunión lideró este jueves el presidente Yoon Suk-yeol, «condenó con dureza» estas acciones que, recordó, violan sanciones de la ONU.

Lanzamiento desde Sunan

El misil que aparentemente no completó su vuelo fue el primero en ser lanzado, tal y como reportaron las autoridades surcoreanas y niponas.

«El ejército de la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) detectó hoy, jueves 3 de noviembre, el lanzamiento de lo que parece ser un misil balístico de largo alcance (ICBM) desde el área de Sunan, en Pionyang, alrededor de las 7.40 (22.40 GMT del miércoles) hacia el mar del Este (nombre que recibe en las dos Coreas el mar de Japón)», detalló el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano.

Este misil activó el sistema nipón J-Alert, que insta a la población a buscar refugio, y que se emitió hacia las 7.46 hora local (22.46 GMT) en las prefecturas de Niigata, Yamagata (ambas en la costa del mar de Japón), y Miyagi (noreste).

La Guardia Costera nipona notificó 24 minutos después que el proyectil parecía haber caído al agua y a continuación el Ministerio de Defensa añadió que finalmente no había sobrevolado el archipiélago, hacia donde se dirigía aparentemente.

El titular japonés de Defensa, Yasukazu Hamada, indicó más tarde que el misil «desapareció del radar» cuando sobrevolaba el mar de Japón y que las autoridades continúan analizando la información al respecto.

De hecho, la agencia surcoreana Yonhap informó, citando una fuente militar, que este ICBM sería un Hwasong-17 (el misil norcoreano con mayor alcance potencial) y que falló en pleno vuelo al no realizarse correctamente la separación de su segunda fase.

El pasado marzo el régimen ya realizó un primer lanzamiento fallido del Hwasong-17, también desde Sunan, donde se sitúa el aeropuerto de Pionyang, y bajo la supervisión del líder Kim Jong-un.

El JCS ha afirmado lo mismo que las autoridades japonesas, aún se abstuvieron de confirmar a ciencia cierta qué sucedió con el misil a falta de un análisis más detallado.

Lo que sí hizo fue especificar que el proyectil alcanzó una altura máxima aparente de 1.920 kilómetros y que recorrió unos 760 kilómetros, cifras que coinciden con las ofrecidas por Tokio.

A falta de más detalles sobre este misil, los satélites han mostrado que el avión de Kim Jong-un se encuentra, al menos desde el martes, aparcado precisamente en Sunan.

El régimen ya disparó el pasado 4 de octubre un misil balístico de rango medio (IRBM) que sobrevoló el norte de Japón y que hasta la fecha es el proyectil norcoreano que más distancia ha recorrido al haber volado unos 4.500 kilómetros antes de caer en el océano Pacífico.

Dos misiles más

En torno a una hora después del primer misil lanzado hoy se reportó la detección de otros dos «misiles balísticos de corto alcance lanzados al mar del Este desde la zona de Gaechon, en la provincia de Pyongan del Sur, en torno a las 8.39 (23.39 GMT del miércoles)», según el JCS.

Estos proyectiles recorrieron unos 330 kilómetros, con una altura máxima de 70 kilómetros, antes de estrellarse en el mar de Japón.

Estos ensayos se producen un día después de que el régimen disparara al menos 23 misiles de distintos tipos, una cifra diaria récord que, unida a los ensayos de hoy, busca replicar a las mencionadas maniobras aéreas -las mayores en cinco años- que Seúl y Washington están realizando en la región esta semana.

Uno de estos proyectiles lanzados ayer cayó en aguas a tan solo 57 kilómetros de la costa oriental surcoreana, lo que supone la primera vez en la historia que un misil norcoreano cruza la frontera marítima y cae junto a territorio del país vecino.

Seúl replicó entonces disparando tres misiles aire-tierra a aguas junto a la costa norteña, una acción también inédita que subraya los niveles de tensión que se respiran desde hace semanas en la región.