Corte de Apelaciones revierte prisión preventiva para exalcalde Miguel Ángel Aguilera: queda con cautelar de arresto domiciliario total

La Corte de Apelaciones de San Miguel revirtió este jueves la prisión preventiva del exalcalde de San Ramón Miguel Ángel Aguilera, imputado por los delitos de enriquecimiento ilícito, cohecho y lavado de activos, que habría perpetrado entre 2012 y 2017.

El tribunal de alzada decidió modificar la medida cautelar que pesa sobre el exedil a arresto domiciliario total. De este modo, Aguilera dejará la cárcel Santiago 1 tras un año de permanencia.

También te puede interesar:

La defensa del exalcalde de San Ramón presentó una apelación, apuntando que los delitos por los que está siendo investigado Aguilera no tendrían pena de cárcel. Además, tras un acuerdo con Fiscalía para un juicio abreviado, tampoco tendrían una pena punitiva, recoge 24 Horas.

El 15° Juzgado de Garantía de Santiago realizará el 25 de julio una audiencia para discutir si la causa termina en un juicio abreviado.

Los hechos que se imputan a Aguilera

Según el Ministerio Público, Aguilera, en su calidad de alcalde de la comuna de San Ramón, entre enero de 2013 y septiembre de 2017, obtuvo un incremento patrimonial relevante e injustificado por la suma de $263.818.500, registrado en dos cuentas corrientes personales, a través de depósitos realizados en efectivo por terceros.

Además, en su calidad de alcalde, habría solicitado y/o aceptado beneficios económicos en contratos de servicios municipales, omitiendo actos propios del cargo.

De acuerdo a Fiscalía, el exedil efectuó contratos sin abrir propuesta pública, imponiendo formalidades excesivas en licitaciones y no evaluando las ofertas de adjudicatarios en estricto apego a la bases.

Finalmente, y con el objetivo de ocultar o disimular el origen de los bienes provenientes de los delitos de enriquecimiento ilícito y cohecho, entre diciembre de 2012 y diciembre de 2017, Aguilera habría realizado maniobras de ocultamiento por fraccionamiento, con el objetivo de no generar sospechas y evitar controles asociados a montos mayores de dinero.