Crisis en Perú: Nueva jornada de manifestaciones eleva a 60 el número de personas fallecidas

Este viernes, y luego de una nueva jornada de manifestaciones en Perú, la muerte de un hombre en la región sureña de Puno subió a 60 el número de fallecidos en el contexto de las protestas antigubernamentales que comenzaron en diciembre pasado, y que en los últimos días se han intensificado en el país vecino.

La víctima mortal fue identificada como Isidro Arcata Mamani, quien falleció tras sufrir un shock hipovolémico mientras era trasladado por una ambulancia hacia el hospital regional de Puno, siendo una de las ocho personas heridas durante los violentos enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad, en la ciudad de Ilave.

Los detalles de la grave situación en la ciudad andina se reportaron poco después de que la ministra de Salud, Rosa Gutiérrez, informara que durante las protestas de este viernes se atendió a 25 pacientes en diferentes hospitales del país, 13 de ellos en Lima con policontusiones que, según aseguró, ya recibieron el alta médica, al igual que otros 7 en Arequipa y 4 en Puno.

Las protestas que se extienden por varias regiones del país piden la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso, la convocatoria a elecciones generales para este año y a una asamblea constituyente. Al respecto, el ministro de Interior, Vicente Romero, afirmó que «existe una acción planificada y concertada», con la intención de «chantajear al gobierno».

Las manifestaciones han dejado desde diciembre pasado  un saldo de 45 manifestantes y un policía muertos, mientras que otras 14 personas, entre ellas un bebé nonato y cuatro haitianos, han fallecido por distintas causas provocadas por los bloqueos de carreteras.