Después de 50 años, Chile vuelve a celebrar el Congreso Nacional de Conocimientos en Chile

Después de 50 años, se realizará en Chile el II Congreso Nacional de Conocimientos en Chile.

Su propósito es lanzar una propuesta de política de Estado para el desarrollo de la CTCI, que emane de una reflexión vinculante concebida desde las bases y que realmente repercuta en el país.

«Para ello proponemos organizar cabildos de discusión de los trabajadores y trabajadoras del sector en cada región, continuando luego con asambleas en las macrozonas del ministerio (Norte, Centro, Centro Sur, Sur y Austral), para culminar en un gran Congreso Nacional en el mes de septiembre», explica Paola Villegas, miembro de la Red de Investigadoras y ex Vicepresidente de la Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado (ANIP).

«Las conclusiones de este proceso serán luego sistematizadas en un libro con propuestas de política de desarrollo en CTCI de largo plazo, que hoy en día no existe, y que serán entregadas a las autoridades de gobierno y al Poder Legislativo», explica.

Antecedente

La primera versión del Congreso de Científicos se llevó a cabo los años 1972 y 1973, inaugurada en Santiago el 27 de julio de 1972 por el presidente Salvador Allende.

Su organización fue tomada a cargo por CONICYT, bajo la dirección del profesor Claudio Iturra.

El objetivo de este Congreso fue elaborar una política de Estado vinculando la actividad científica con el sistema productivo existente en ese momento. Esta política buscaba ser acorde con un modelo de desarrollo que ponía el acento en fortalecer la industria nacional y los servicios públicos pensando en satisfacer las necesidades ciudadanas. Fue llevado a cabo en Santiago, y en las regiones donde había Universidades. En aquel entonces eran Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Concepción y Valdivia.

«Se trató de un proceso ambicioso e importante, el cual quedó trunco», resalta Villegas.

Manifiesto

En el marco de este Congreso, las organizaciones dieron a conocer un manifiesto para presentar el evento.

«Vivimos una época en que los conocimientos se han transformado en fuerza productiva directa, incidiendo en los bienes materiales e intangibles que forman parte de los procesos de la llamada cuarta revolución industrial y digital. El actual sistema neoliberal ha ideado diferentes instrumentos para asignar un valor de mercado a la producción de las trabajadoras y los trabajadores de los conocimientos, desvirtuando completamente el profundo sentido multifacético y universal de la creación», señala dicho texto.

«Nuestro país carece de una política de Estado para el desarrollo de las ciencias, tecnologías, innovación, artes, humanidades y conocimientos en general. Sólo han existido políticas de gobiernos en particular, todas de corto plazo y sometidas a los dictámenes del mercado», continúa.

«Hasta 2018, carecíamos de un Ministerio ocupado de estas materias. Y ha sido una constante de los gobiernos la baja inversión estatal en la generación de nuevos conocimientos, del orden de 0.34% del PIB muy lejos del 3% promedio de la OCDE. Escasamente, algunos sacrificados grupos de investigadores nacionales logran generar líneas de investigación formadoras de escuelas de pensamiento nacional, que contribuyen a mantener una presencia internacional, al mismo tiempo que forman investigadoras e investigadores para atender a necesidades de nuestro desarrollo independiente».

Según el manifiesto, «el daño al medio ambiente, a la biodiversidad, el cambio climático, como tantas otras calamidades generadas por la explotación indiscriminada de los recursos naturales, el daño mental en la población por el uso constante del neuromarketing, por la alienación sin límites de las redes sociales con fines comerciales y políticos, no pasan de ser excelentes titulares para grandes eventos donde se gastan varios millones en acciones de espectáculo científico, sin compromiso en implementar medidas de largo plazo, en el contexto de una estrategia de desarrollo armónico del país».

En ese marco, «las trabajadoras y los trabajadores de los conocimientos estamos hastiadas y hastiados de esta situación. La ética de nuestro trabajo nos impulsa hoy a organizarnos para pensar colectivamente en los elementos esenciales de una política de Estado que permita generar un modelo de desarrollo distinto para nuestro país; una forma de contribuir con nuestro trabajo a que la nación avance hacia un buen vivir en armonía con la naturaleza, respetando, promoviendo, restaurando la biodiversidad amenazada de extinción. Llamamos a pensar colectivamente en una estructura permanente, generada en forma participativa, donde confluyan diferentes saberes; un órgano autónomo del Estado, que establezca los marcos institucionales y objetivos de largo plazo para el desarrollo de los conocimientos en nuestro país».

«Convocamos a todas las investigadoras e investigadores de los conocimientos a discutir ampliamente en un proceso de Congreso Nacional, que se inicie con cabildos regionales en enero próximo y culmine en septiembre de 2023, fecha en que se cumplen cincuenta años del primer y único Congreso de Ciencias realizado en Chile. Esta instancia, ampliamente participativa debatirá las propuestas surgidas en cabildos, generando el documento ‘Propuestas para una Política de Estado en Ciencias, Tecnología, Conocimientos e Innovación’», rematan.

Nuevo Congreso

La actual versión del congreso parte de un conjunto de investigadoras e investigadores de diversas universidades públicas y privadas, ONGs, Institutos del Estado, organizaciones de investigadores, autoconvocados de todo Chile.

«Nos encontramos invitando a diferentes organizaciones de investigadores de la sociedad civil y personas naturales que estén dispuestas a organizar cabildos autoconvocados de trabajadores y trabajadoras de ciencia, tecnología, conocimiento e innovación (CTCI). Para ello está circulando un llamamiento para adherir y ser partícipes del Congreso», comenta Villegas.

El objetivo del Congreso es producir una propuesta de política de Estado para el desarrollo de la CTCI, que emane de la elaboración participativa  y vinculante de nuestra comunidad, en un largo proceso de reflexión y debate en todo el país que culmine en septiembre de 2023.

Fechas

El Congreso se desarrollará entre enero y septiembre de este año en cada una de las regiones de Chile. Las fechas, horarios y lugares se irán informando en las redes sociales y páginas web de las organizaciones.

Pueden participar académicas y académicos, investigadoras e investigadores  de universidades incluyendo tesistas de investigación e investigadoras e investigadores de postgrado, de institutos tecnológicos y de investigación del Estado, de empresas estratégicas, técnico y técnicas, auxiliares de laboratorio, creadoras y creadores, de organizaciones no gubernamentales (ONGs), de comunidades locales y representativas de pueblos originarios, divulgadoras y divulgadores de las ciencias, profesionales de las TICs, así como toda y todo investigador/a independiente que pueda contribuir al proceso de trabajo.

Los interesados pueden dirigirse informarse aquí, escribir a cntc2023@gmail.com y llenar el formulario que se encuentra aquí.