El ministro del Interior ucraniano, entre los 18 muertos de un accidente de helicóptero

Dieciocho personas, entre ellas el ministro del Interior de Ucrania, otros altos cargos ministeriales y tres niños, murieron el miércoles por la mañana al estrellarse un helicóptero cerca de una guardería a las afueras de Kiev, dijeron las autoridades ucranianas.

El gobernador regional dijo que 29 personas también resultaron heridas, entre ellas 15 niños, cuando el helicóptero cayó en una zona residencial de Brovary, en la periferia noreste de la capital.

También te puede interesar:

Varios cadáveres envueltos en mantas de papel de aluminio yacían en un patio cercano a la guardería. En el lugar de los hechos había personal de emergencia. Había escombros esparcidos por un parque infantil.

El jefe de la policía ucraniana, Ihor Klymenko, dijo que el ministro del Interior, Denys Monastyrskyi, había muerto junto a su primer adjunto, Yevheniy Yenin, y otros responsables en un helicóptero del servicio de emergencias estatal.

«Había niños y (…) personal en la guardería en el momento de esta tragedia», escribió en la aplicación de mensajería Telegram el gobernador de la región de Kiev, Oleksiy Kuleba.

Las autoridades no dieron una explicación inmediata sobre la causa del accidente de helicóptero. No hubo comentarios inmediatos de Rusia, cuyas tropas invadieron Ucrania el pasado febrero, y las autoridades ucranianas no hicieron referencia a ningún ataque ruso en la zona en ese momento.

Monastyrskyi, responsable de la policía y la seguridad en el interior de Ucrania, sería el responsable ucraniano de más alto rango fallecido desde que comenzó la guerra.

Por otra parte, Ucrania informó de intensos combates durante la noche en el este del país, donde ambos bandos han sufrido enormes pérdidas a cambio de escasos avances en la intensa guerra de trincheras de los últimos dos meses.

Las fuerzas ucranianas repelieron los ataques en la ciudad oriental de Bajmut y en la aldea de Klishchiivka, al sur de ésta, dijo el ejército ucraniano. Rusia se ha centrado en Bajmut en las últimas semanas y la semana pasada afirmó haber tomado la ciudad minera de Soledar, en su periferia septentrional.

Tras importantes avances ucranianos en la segunda mitad de 2022, las líneas del frente se han endurecido en los últimos dos meses. Kiev dice que espera que las nuevas armas occidentales le permitan reanudar una ofensiva para recuperar terreno, especialmente tanques pesados que darían a sus tropas movilidad y protección para atravesar las líneas rusas.

Los aliados occidentales se reunirán el viernes en una base aérea estadounidense en Alemania para prometer más armas para Ucrania. La atención se centra en particular en Alemania, que tiene derecho de veto sobre cualquier decisión de enviar sus tanques Leopard, que son utilizados por los ejércitos de toda Europa y ampliamente considerados como los más adecuados para Ucrania.

Berlín dice que la decisión sobre los tanques será el primer punto de la agenda de Boris Pistorius, su nuevo ministro de Defensa.

Reino Unido, que rompió el tabú occidental sobre el envío de tanques de combate el fin de semana prometiendo un escuadrón de sus Challenger, ha pedido a Alemania que apruebe los Leopard. Polonia y Finlandia ya han dicho que estarían dispuestas a enviar Leopard si Berlín lo permite.