Emisiones de CO2 de origen fósil batirán récords en 2022

Las emisiones de CO2 derivadas del consumo de energías fósiles -petróleo, gas y carbón- alcanzarán un nuevo récord en 2022, según un estudio publicado este viernes (11.11.2022) durante la COP27 de Egipto.

Las emisiones totales de gas de efecto invernadero, incluyendo las procedentes de la deforestación, alcanzarán 40.600 millones de toneladas, justo por debajo del nivel récord de 2019, según las primeras proyecciones publicadas para este año 2022 por los científicos del proyecto Global Carbon.

Eso significa que a ese ritmo, sólo queda un 50% de posibilidades de evitar que el calentamiento global supere 1,5º C en los próximos nueve años, de acuerdo con el estudio.

Las emisiones de CO2 de origen fósil «aumentarán un 1% respecto a 2021, para alcanzar 36.600 millones de toneladas, un poco por encima de los niveles de 2019, antes del Covid-19», aseguran los cálculos del Global Carbon project.

El aumento se ve motivado principalmente por el consumo de petróleo (+2,2%) y de carbón (+1%), y la recuperación del tráfico aéreo.

Recuperación postcovid y crisis energética     

«Se junta dos factores, la continuación de la recuperación postcovid, y la crisis energética» derivada de la invasión de Ucrania por Rusia, explica a AFP Glen Peters, uno de los autores del estudio publicado en la revista Earth Systems Science Data, con motivo de la COP27 en Sharm el Sheij.

El equipo del Global Carbon project, que reúne a más de 100 científicos de 80 instituciones, calcula cada año las emisiones de CO2, el principal gas causante del calentamiento.

Según las proyecciones, las emisiones de gases de efecto invernadero deberían reducirse un 45% de aquí a 2030 para cumplir con el objetivo principal del Acuerdo de París de 2015: limitar la subida de la temperatura a 1,5 ºC respecto a la era preindustrial.

Pero con el calentamiento que ya ha ocurrido (+1,2°C), las catástrofes climáticas se están multiplicando en todo el mundo, como quedó de manifiesto este año a base de canículas, sequías, inundaciones e incendios.