Estados Unidos: atacan «violentamente» a marido de congresista Nancy Pelosi en su propia casa

El esposo de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y líder demócrata, Nancy Pelosi, fue «atacado violentamente» en la residencia que ambos comparten en la ciudad de San Francisco, y debió ser hospitalizado, dijo la oficina de la congresista este viernes. El atacante fue detenido por la policía.

El jefe de la Policía de esa ciudad, William Scott, explicó que el sospechoso, identificado como David Depape, de 42 años, ingresó al lugar preguntando «¿dónde está Nancy?» y comenzó a agredir a Paul Pelosi, de 82. Tras recibir la llamada de auxilio y llegar al lugar, los agentes encontraron a ambos hombres forcejeando e intentando hacerse con el control de un martillo. Depape lo logró y comenzó a golpear a Pelosi, siendo detenido en el acto por la policía.

Drew Hammill, portavoz de la dirigente demócrata, dijo que se espera que Paul Pelosi se recupere «totalmente” de esta agresión. Asimismo, confirmó que la presidenta de la Cámara no se encontraba en la casa cuando se produjo el allanamiento. «La presidenta y su familia están agradecidos por la rápida respuesta de los servicios de emergencia y los profesionales sanitarios y piden privacidad en este momento», agregó Hammill.

Dudas sobre la seguridad

Paul Pelosi está siendo tratado para controlar los hematomas e hinchazones que le dejaron la golpiza que recibió, una situación que levantó dudas sobre la seguridad que se brinda a los miembros del Congreso y sus familiares, en un momento en que estos sufren numerosas amenazas, a dos años del ataque al Capitolio perpetrado por seguidores del expresidente Donald Trump. A menos de dos semanas de las elecciones de mitad de mandato, varios legisladores han hecho sonar la alarma sobre la renovada violencia en su contra.

La Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden había llamado a Pelosi para expresarle su apoyo por el «horrible ataque» y estaba orando por la pronta recuperación de su esposo. «El presidente condena toda violencia y pide que se respete el deseo de privacidad de la familia», dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en un comunicado.