Estados Unidos demanda a Google por monopolio publicitario

Este martes, el Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó a Google por su posición dominante en el mercado de la publicidad en línea, lo que transgrede la ley de competencia.

Acusan a Google de mantener un monopolio ilegal que ha «corrompido la competencia legítima en el sector de la tecnología publicitaria. Los daños son claros: los editores de sitios web ganan menos y los anunciantes gastan más», indican.

La mayoría de las ganancias de Google (81%) provienen de la publicidad. En 2021 ganó US$209.000 millones, lo que la convierte en la empresa de publicidad más grande.

“Google abusa de su poder de monopolio para perjudicar a los editores de sitios web y a los anunciantes que se atreven a utilizar productos de tecnología publicitaria de la competencia en busca de mayor calidad o menor coste», indica la demanda.

“La competencia en el espacio de la tecnología publicitaria está rota, por razones que no eran ni accidentales ni inevitables. Un gigante de la industria, Google, ha corrompido la competencia legítima al emprender una campaña sistemática para hacerse con el control de la amplia gama de herramientas de alta tecnología utilizadas por editores, anunciantes y agentes para facilitar la publicidad digital. Habiéndose insertado en todos los aspectos del mercado de la publicidad digital, Google ha utilizado medios anticompetitivos, excluyentes e ilegales para eliminar o disminuir gravemente cualquier amenaza a su dominio sobre las tecnologías de publicidad digital”, agregan.

Según el Departamento, el plan de Google ha sido sencillo pero eficaz. Este consiste en neutralizar o eliminar a los competidores de tecnología publicitaria mediante una serie de adquisiciones y ejercrmerce su dominio en todos los mercados de publicidad digital para obligar a más editores y anunciantes a utilizar sus productos.

“Cada vez que ha surgido una amenaza, Google ha utilizado su poder de mercado en una o más de estas herramientas de tecnología publicitaria para acabar con ella. El resultado: El plan de Google para conseguir un dominio duradero en todo el sector ha tenido éxito”, indica la demanda.

«Aunque Google se ha enfrentado a una mayor competencia en los últimos años, su cuota de mercado sigue siendo inigualable», señala Evelyn Mitchell, analista de Insider Intelligence, según consigna AFP.

En concreto son ocho estados, más el departamento, los que demandaron a la empresa californiana por su dominio en el mercado publicitario, motivo por el que piden que paguen daños y vendan sus actividades relacionadas con la venta de espacios públicos publicitarios online.

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Gardland, aseguró que esta demanda es un ejemplo más del reto de su departamento de luchar por los derechos de los consumidores y salvaguardar la competencia, «no importa la industria».

Por su parte, el fiscal Jonathan Kanter, responsable de la División Antimonopolio, explicó que en la demanda se acusa a Google de mantener esta conducta por 15 años, lo que ha reducido la competencia, aumentado los precios y reducido la innovación de la publicidad.

También advirtió que «debido a que Google domina cada parte de la industria de la publicidad tecnológica» tiene «el poder de imponer un cargo adicional en las transacciones publicitarias».

📩Para saber más sobre la intersección entre dinero, poder y personajes, súmate a la comunidad del newsletter El Mostrador Semanal 👉🏼Inscríbete a la versión gratuita AQUÍ