Greenpeace pide al Gobierno frenar el avance salmonero en la Reserva Nacional Kawésqar

Más de 20 activistas de Greenpeace instalaron una jaula en las afueras de La Moneda, para simular las operaciones salmoneras en el sur de Chile. El objetivo era solicitar al Gobierno ocupar sus facultades para detener la expansión de la industria en la Patagonia y en específico detener su avance en la Reserva Nacional Kawésqar, en la Región de Magallanes.

Actualmente existen 132 concesiones aprobadas en toda la Región de Magallanes y 87 en trámite. En tanto -señalaron desde la organización- y a pesar de ser un área protegida, la Reserva Nacional Kawésqar cuenta actualmente con 67 concesiones para salmonicultura ya otorgadas y otras 66 en trámite.

“Con esta intervención queremos ilustrar las operaciones salmoneras con sus jaulas que en la realidad son decenas de metros más grandes y profundas, del tamaño de un edificio que incluso puede llegar a los 15 pisos bajo el mar, atestadas de salmones introducidos en inmensas piscinas. Estas jaulas hoy amenazan los mares patagónicos y pretenden expandirse en la Reserva Nacional Kawésqar y los fiordos de nuestra patagonia. Esto no debe ocurrir y estamos a tiempo de impedirlo si somos miles de voces exigiendo detener esto”, enfatizó Silvana Espinosa, vocera de Greenpeace.

Crédito Imagen: Cristóbal Olivares/Greenpeace

La Patagonia chilena es una zona altamente relevante y crítica para la preservación de distintas especies y ecosistemas del mundo. Se han registrado un total de 32 especies de cetáceos -de un total de 44 presentes en todo el país- y alberga cerca del 50% de las aves marinas registradas en Chile, lo que convierte a este territorio en una zona muy importante para la preservación de distintas especies y ecosistemas.

Desde la ONG explicaron que cuando se creó el Parque Nacional Kawésqar, este solo incluyó la parte terrestre, dejando las aguas aledañas, compuestas por fiordos y canales, bajo la categoría de Reserva. Sin embargo, estas aguas son parte de los ecosistemas del Parque, hábitat de maravillosas especies y además son el sustento de la comunidad canoera Kawésqar.

Crédito Imagen: Cristóbal Olivares/Greenpeace

Entre los años 2010 y 2020 hubo una moratoria que prohibía la aprobación de nuevos proyectos de salmonicultura en las regiones de los Lagos y Aysén. Sin embargo, la producción creció en más de 100.000 toneladas en ambas regiones. En la Región de Magallanes, la misma moratoria estuvo vigente entre 2010 y 2015 y luego se dictó un decreto vigente hasta hoy, que no permite el ingreso de nuevas solicitudes de concesiones de salmonicultura, sin embargo entre 2010 y 2020 la producción de salmones en la región creció 10 veces, pasando de producir 9.828 toneladas en 2011 a 180.479 toneladas en 2020.

Junto a la acción Greenpeace presentó el sitio www.nomassalmoneras.cl haciendo un llamado a la ciudadanía para presionar, a través de la firma de petición, que la Reserva Nacional Kawésqar sea incluida dentro del Parque Nacional del mismo nombre, y con ello podamos juntos proteger la gran biodiversidad de ballenas, delfines y otras especies.