Las altas temperaturas baten récords en Europa, mientras los incendios arrasan el sur

Se prevé que Reino Unido alcance por primera vez los 40 grados centígrados, tras haber registrado la noche más cálida de la historia, mientras los incendios arrasan campos resecos de Francia, España y otros países.

Mientras la ola de calor que se instaló en el sur de Europa la semana pasada se dirigía hacia el norte, el sur y el oeste de Alemania y Bélgica también se preparaban para temperaturas que podrían batir récords y muchos científicos señalan al cambio climático como culpable.

Mientras el mercurio volvía a los niveles normales de verano en España y Portugal, los bomberos de ambos países seguían luchando contra múltiples incendios.

Reino Unido ha entrado en estado de alerta de «emergencia nacional», ya que las temperaturas parecían estar a punto de superar el récord anterior de 38,7 ºC registrado en 2019 y el calor extremo llevó a la cancelación de trenes y vuelos.

«Hemos visto una cantidad considerable de interrupción de viajes», dijo el ministro de Transporte, Grant Shapps, a la BBC.

«Probablemente vamos a ver hoy el día más caluroso jamás registrado en el Reino Unido y las infraestructuras, muchas de las cuales se construyeron a partir de la época victoriana, simplemente no fueron construidas para soportar este tipo de temperaturas».

Un estudio publicado por científicos del clima en junio en la revista «Environmental Research: Climate» concluyó que era muy probable que el cambio climático estuviera empeorando las olas de calor.

Según un informe de la ONU de febrero de 2022, se espera que el número de incendios extremos aumente un 30% en los próximos 28 años, ya que el cambio climático provocado por el hombre está provocando sequías.

Llamas y humo

Más de 30 incendios seguían asolando partes de España, con las autoridades prestando especial atención a cuatro focos en Castilla y León y Galicia.

En Losacio, en el noroeste de la provincia de Zamora, donde dos personas han muerto y tres han resultado heridas de gravedad, se ha evacuado a más de 6.000 personas en 32 pueblos.

Unas dramáticas imágenes de televisión mostraban llamas y columnas de humo que se extendían en el cielo nocturno cerca de la ciudad zamorana de Tábara.

El lunes, un hombre que intentaba proteger su pueblo del fuego salvaje estuvo a punto de morir cuando las llamas envolvieron su excavadora, lo que le obligó a correr para salvar su vida mientras se sacudía las llamas en la ropa.

En Galicia, más de 1.500 personas han sido evacuadas de la trayectoria de cuatro incendios, con varios edificios dañados.

En lo que va de año se han quemado 70.000 hectáreas en el país, aproximadamente el doble de la media de la última década, según datos oficiales previos a la ola de calor.

En el vecino Portugal, unos 50 municipios, principalmente en las regiones del centro y el norte, seguían enfrentándose al «máximo riesgo» de incendios, según el instituto meteorológico IPMA.

Más de 1.000 bomberos luchaban contra cinco incendios principales, el mayor de los cuales comen en el municipio norteño de Murça y se extendió a dos municipios cercanos.

Cientos de personas han sido evacuadas de los pueblos y una pareja de ancianos fue encontrada muerta el lunes dentro de un coche quemado.

También continuaban ardiendo grandes incendios en la zona de la Gironda, en el suroeste de Francia, donde se ha evacuado a 34.000 personas.

Unos 2.000 bomberos, apoyados por aviones cisterna, luchaban contra las llamas, que comenzaron hace una semana y han quemado unas 19.300 hectáreas.

En Grecia, los bomberos habían controlado 73 incendios en 24 horas, informó el lunes el cuerpo de bomberos. La autoridad de protección civil ha advertido de un riesgo muy alto de incendios en todo el país el martes.