Lera Boroditsky en Congreso Futuro: «Las estructuras lingüísticas forman nuestro pensamiento»

En la jornada de hoy de Congreso Futuro se presentó Lera Boroditsky, investigadora y profesora en el campo de la ciencia cognitiva. Se refirió a la transmisión de las ideas según el idioma.

Boroditsky comenzó explicando que «puedo imaginar una idea en mi mente y traspasarla a la de ustedes. Esto se logra al decirla, la que llega como ondas a sus tímpanos y transforma el patrón de vibración en pensamientos».

«Durante los últimos 30 años ha existido evidencia científica que demuestra que las estructuras lingüísticas forman nuestro pensamiento. Por ejemplo, en un pueblo aborigen de Australia con el que trabajé, ellos usaban los puntos cardinales para conversar. Si te preguntaban cómo estás, tienes que señalar hacia que sentido estás caminando, ya sea norte, sur, este u oeste», agregó.

«Entonces, debido al idioma, ellos puede ubicarse en el espacio mucho mejor que nosotros. No es algo cerebral sino cultural», señaló.

Además, otro elemento en que se dan diferencias por el idioma es el orden temporal. «Las personas no solo piensan diferente respecto a las palabras sino en el orden temporal. Por ejemplo, si situamos el orden de las fotos de una persona, desde más joven a más viejo, nosotros lo situaríamos de izquierda a derecha. En cambio, una persona que habla y piensa en árabe, lo hará al revés porque su idioma se lee así», afirmó.

«Lo mismo ocurre al pensar que el futuro va hacia adelante y el pasado hacia atrás. En la comunidad aymara, esto es al revés porque el futuro es algo desconocido, lo que no podemos ver, y el pasado ya lo vimos», agregó.

«También existen idiomas en que un mismo sustantivo es masculino y en otro es femenino. Asimismo, dependiendo del idioma, se describe diferente un mismo hecho», concluyó.

La investigadora se refirió a las diferencias en la expresión de las ideas según el idioma, lo que afecta incluso en el conocimiento de la ubicación espacial. Esto no se da por algo cerebral sino en elementos culturales, los que afectan más de lo que se cree, planteó.