Más de 30 actividades gratuitas marcaron despliegue del Foro de las Artes 2022

Crear espacios para el fomento de la reflexión sobre la realidad nacional fue el objetivo de la octava edición del Foro de las Artes de la Universidad, que este 2022 se desarrolló entre el 13 y el 29 de octubre. La iniciativa desplegó más de 30 actividades gratuitas durante sus 15 días de duración, informó la Casa de Bello.

Bajo la línea temática “Ensayando (Im)posibles”, el Foro de las Artes 2022 buscó generar un diálogo entre los hitos de transformación y las y los artistas del estamento académico y estudiantil. Asimismo, se potenció el quehacer disciplinar y la pauta social de los últimos años.

En este sentido, para el director de Creación Artística de la U. de Chile, Fernando Gaspar, la instancia y los resultaron fueron muy positivos, ya que permitieron “mostrar la vitalidad de la creación artística en la Universidad y el compromiso del estamento académico por generar un trabajo colaborativo y muy fructífero luego de años muy complejos para la institución y las áreas artísticas”.

Agregó, asimismo, que “la edición 2022 mostró a una comunidad universitaria unida, conjugando el trabajo de estamentos académicos, estudiantiles y trabajadores de muchos espacios de creación de la Universidad de Chile. La recepción del público también fue muy favorable en la gran mayoría de las actividades, pese a las dificultades que se vivieron en meses anteriores”.

“Caos Sensible” es un trabajo interdisciplinar seleccionado en la Convocatoria de Apoyo a Prácticas Creativas del Foro de las Artes 2022.

Hitos

Dentro de los hitos de este evento, destacó el concierto teatralizado de La Población, obra de Víctor Jara estrenada en 1972 y vuelta a tocar 50 años después en el Teatro Nacional Chileno.

El montaje, realizado en el marco de la inauguración del Foro de las Artes, “fue un hito para la Universidad y para la música popular chilena, pues mostró la labor del Departamento de Música, de sus egresados, estudiantes y la colaboración con el Departamento de Teatro, una forma de trabajo conjunto muy valiosa”, comentó Fernando Gaspar.

En esta línea, también fue relevante la significativa participación de obras coreográficas y las diversas presentaciones de video danza, además del coloquio Bajo la Mesa Verde, realizado entre el 25 y 27 de octubre, el cual buscó visibilizar los territorios y las diversas prácticas de la danza actual, con el fin de generar y compartir conocimientos. Las distintas jornadas, además, estuvieron marcadas por la activa participación de la comunidad estudiantil y de egresados, la cual se consolidó a través de aportes en proyectos audiovisuales, teatrales, sonoros, entre otras manifestaciones.

Optikalis 04 es una obra audiovisual abstracta, que incluye animación con arte digital 3D y música electrónica.

Proyecciones y desafíos

Para su próxima edición, el Foro de las Artes apuntará a fortalecer la colaboración que se realiza con espacios e instituciones externas a la Universidad, como también expandir la participación de las comunidades que no acceden fácilmente a las expresiones artísticas y culturales.

“Tenemos el desafío de recuperar la colaboración con otras universidades públicas y a mediano plazo en materia internacional. La participación de estudiantes de los postgrados de creación artística es un desafío que nos interpela también para diversificar las propuestas que presentamos año a año”, sostuvo Gaspar. En este sentido, el Foro de las Artes 2023 apelará a mecanismos que mejoren el apoyo a las propuestas creativas recibidas y así expandir el público participante.

El taller teórico-práctico ABCdario de pensamiento y movimiento fue realizado en Centro Cultural Anandamapu.

En esta línea, la versión 2022 relevó cómo la creación artística al interior de la Casa de Bello ha sido capaz de ir adaptándose al complejo contexto generado por la pandemia, donde la Universidad mantuvo un importante rol y compromiso público, como -por ejemplo- con la anterior edición virtual del Foro de las Artes.

“Después de dos años de muchas dificultades y espacios artísticos cerrados, las creadoras y creadores demostraron por qué las artes tienen que ser protagonistas del desarrollo de la Universidad y de nuestra sociedad. Su capacidad de adaptación a nuevas tecnologías, su esfuerzo por experimentar en prácticas interdisciplinarias, su carácter situado e interpelando a la diversidad en la creación de conocimiento, son manifestaciones de la relevancia de seguir apoyando la creación artística y fortalecer su trabajo”, finalizó el director de Creación Artística de la U. de Chile.

«Sala de espera» aúna arquitectura y danza para explorar las posibilidades de los cuerpos en los espacios de la espera.