Ministra Tohá descarta que un Carabinero «que le dispare a un criminal o le pegue un palo a alguien» sea violar «los DD.HH»

A raíz de la discusión instalada tras diversos ataques recibidos por Carabineros, la ministra del Interior, Carolina Tohá, se refirió a la proporcionalidad del uso de la fuerza de los efectivos policiales.

En ese sentido, la secretaria de Estado adelantó a Radio Duna que «la norma de proporcionalidad no es algo que cada uno interprete a su pinta».

«La norma de proporcionalidad está hecha para que la autoridad policial tenga la posibilidad de reducir a un ciudadano que está actuando fuera de la Ley. La proporcionalidad es ocupar la fuerza suficiente para reducirlo, no es para quedar igual si una persona está tirando piedras, el carabinero tiene que ir a tirarle piedras; por favor, que quede clarísimo», protestó Tohá.

Luego de que Chile Vamos llamara al Gobierno del Presidente Boric a equipar con mayor poder de fuego a los funcionarios policiales, Tohá sostuvo que ha habido una «distorsión del debate público» por dos motivos.

El primero, «porque hay grupos que apoyando la acción policial han dado a entender que, como parte de la acción policial es inevitable que se violen de vez en cuando los derechos humanos, como que es parte del juego, una policía que hace la pega, que pueda violar un poquito los derechos humanos.

El otro, es que «quienes están en la agenda de defender los derechos humanos que cada vez que un carabinero emplea la violencia, la fuerza, está violando los derechos humanos y eso no es así».

«Un carabinero tiene derecho a detener a una persona, a detenerla con fuerza, tiene derecho a si una persona está actuando de una forma que no puede controlarla a golpearla con el bastón y si un criminal está disparando, tiene derecho a dispararle. O si está poniendo en riesgo la vida de otro, tiene derecho a dispararle incluso antes de que dispare al criminal», apuntó.

Reafirmando esto último, indicó que «un policía que le dispare a un criminal o le pegue un palo a alguien que está imposible de ser detenido no es violar los derechos humanos».

«Violar los derechos humanos es pasar por encima de esa proporcionalidad de la que estamos hablando. Es usar armas que no son necesarias y que causan un daño infundado a alguien que está ejerciendo un derecho legítimo, como pasó muchas veces en el estallido, que personas salieron tranquilas a manifestarse y terminaron con un ojo menos. Eso es violar los derechos humanos», concluyó Tohá.