Partido separatista de Quebec pide a Canadá que se independice de la monarquía británica

El partido separatista canadiense de Quebec solicitó este martes al Gobierno federal que rompiera los lazos con la monarquía británica, afirmando que el reciente traspaso de la corona al rey Carlos era una oportunidad para hacerlo.

El dirigente del Bloc Quebecois, Yves-Francois Blanchet, presentó una moción parlamentaria, cuya aprobación es poco probable, en la que afirma que la lealtad a un soberano extranjero no sólo es obsoleta, sino también costosa.

«El reciente cambio de guardia en Inglaterra es una oportunidad para que los quebequenses y los canadienses se liberen de un vínculo monárquico en ruinas», señaló Blanchet en un comunicado.

Carlos, de 73 años, se convirtió automáticamente en monarca del Reino Unido y jefe de Estado de otros 14 reinos, incluido Canadá, cuando su madre, la reina Isabel, falleció el 8 de septiembre a los 96 años.

Cortar los lazos con la monarquía exigiría modificar la Constitución, para lo que se necesitaría el apoyo de al menos siete asambleas legislativas provinciales que representen más del 50% de la población, además del Parlamento. La votación de la propuesta está prevista para el miércoles.

Un número creciente de canadienses no quiere que un monarca extranjero les represente, a pesar de los profundos lazos históricos con Reino Unido y el afecto por la reina, sin embargo, hay poca voluntad política para la reforma constitucional.

Quebec nunca ha aprobado formalmente la constitución y sus residentes sienten poco apego a Reino Unido, según las encuestas.

Reino Unido colonizó Canadá a partir de finales del siglo XVI, y el país siguió formando parte del imperio británico hasta 1982. Ahora es miembro de la Commonwealth de países del antiguo imperio que tienen al monarca británico como jefe de Estado.