Presidente de Brasil, Lula da Silva, destituye al comandante del Ejército

Este sábado, el Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, destituyó al comandante del Ejército, el general Julio César de Arruda, dos semanas después del intento golpista perpetrado en Brasilia por partidarios radicales del ex Presidente, Jair Bolsonaro, según informaron medios locales.

Este cambio en el mando del Ejército se produce, precisamente, en medio del clima de desconfianza entre el mandatario progresista y algunos sectores de las Fuerzas Armadas, después del asalto a las sedes de la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema, el pasado 8 de enero.

Según el diario Folha de Sao Paulo, la decisión fue comunicada este mismo sábado a Arruda, que deja el cargo antes de completar su primer mes a la cabeza del Ejército brasileño. Según el periódico, Lula tomó esa determinación porque Arruda «no demostró disposición» en tomar medidas «inmediatas» para aplacar sus dudas sobre la actuación de algunos sectores militares en la intentona golpista de hace dos semanas.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT), que asumió el poder el pasado 1 de enero, ha manifestado en diversas ocasiones sus dudas sobre el papel de las Fuerzas Armadas en relación a la invasión y los graves daños causados en las sedes de los tres poderes. La semana pasada, en un desayuno con periodistas, aseguró que hubo «muchos militares y policías» que fueron «conniventes» con el intento de golpe y que está «convencido» de que alguien de dentro del palacio presidencial de Planalto «facilitó» la entrada de los radicales.

El miércoles, en una entrevista a GloboNews, dejó entrever nuevamente esa desconfianza al criticar las agencias de inteligencia «del Ejército, de la Policía y de la Marina» por no avisarle que bolsonaristas radicales se estaban organizando para el asalto de Brasilia. Cabe considerar que Arruda asumió como comandante del Ejército el pasado 30 de diciembre, cuando aún estaba en el poder el ahora expresidente Jair Bolsonaro, y continuó en el cargo con el Gobierno de Lula. Según medios locales, su sustituto será el general Tomás Miguel Ribeiro Paiva, quien esta semana, en una ceremonia militar, hizo un fuerte alegato en defensa del orden democrático y del resultado de las elecciones de octubre, en las que Lula derrotó a Bolsonaro.