Protestas antigubernamentales en Sri Lanka cumplen 100 días

Las protestas antigubernamentales en Sri Lanka, que provocaron la dimisión del presidente Gotabaya Rajapaksa, cumplieron 100 días este domingo.

A pesar de la dimisión del mandatario, señalado como el culpable de la crisis económica que azota la isla del océano Índico, los ánimos siguen caldeados y los manifestantes dirigen ahora su cólera hacia su sucesor, el primer ministro Ranil Wickremesinghe.

La campaña para exigir la renuncia de Rajapaksa, bautizada «Aragalaya» (lucha) y organizada en las redes sociales, inició el 9 de abril, cuando decenas de miles de manifestantes de todo el país comenzaron a acampar frente a su oficina en la capital Colombo.

La protesta debía durar dos días, pero los organizadores, sorprendidos por una afluencia mayor de la prevista, decidieron mantener el campamento indefinidamente.

El 9 de julio, los manifestantes tomaron por asalto el palacio de Rajapaksa, que huyó a Singapur, desde donde anunció oficialmente su dimisión el viernes.

El Parlamento elegirá al nuevo presidente el 20 de julio. Wickremesinghe, quien asumió como presidente interino, es el gran favorito a sucederlo.

Por otro lado, el presidente interino ordenó al ejército que haga todo lo posible para mantener el orden y el lunes se enviarán refuerzos de la policía y el ejército a la capital para garantizar la seguridad alrededor del Parlamento, de cara a la votación del miércoles.