Rusia acusa de espionaje a periodista del Wall Street Journal Gershkovich

Investigadores del Servicio Federal de Seguridad de Rusia acusaron formalmente a Evan Gershkovich de espionaje, pero el reportero del Wall Street Journal negó los cargos y dijo que trabajaba como periodista, informaron el viernes agencias de noticias rusas.

El Servicio Federal de Seguridad, principal sucesor de la KGB de la era soviética, declaró el 30 de marzo que había detenido a Gershkovich en la ciudad de Ekaterimburgo, en los Urales, y había abierto un caso de espionaje contra el hombre de 31 años por recopilar lo que dijo eran secretos de Estado sobre el complejo militar industrial.

También te puede interesar:

«Gershkovich ha sido acusado», dijo una fuente citada por Interfax. Se le acusa de espionaje.

TASS informó que los investigadores del SFS habían acusado formalmente a Gershkovich de realizar espionaje en interés de Estados Unidos, pero que Gershkovich había negado el cargo.

«Él negó categóricamente todas las acusaciones y afirmó que estaba involucrado en actividades periodísticas en Rusia», dijo TASS citando a una fuente no identificada.

La fuente de TASS declinó hacer más comentarios citando la naturaleza clasificada del caso.

«Hemos visto informaciones en medios de comunicación que indican que Evan ha sido acusado», dijo el Journal en un comunicado. «Como hemos dicho desde el principio, estos cargos son categóricamente falsos e injustificados, y seguimos exigiendo la liberación inmediata de Evan».

Gershkovich es el primer periodista estadounidense detenido en Rusia por cargos de espionaje desde el final de la Guerra Fría.

El Kremlin dijo que Gershkovich había estado realizando espionaje «al amparo» del periodismo. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, le dijo a Estados Unidos que Gershkovich fue atrapado «in fraganti» mientras intentaba obtener secretos.

Estados Unidos ha instado a Rusia a liberar a Gershkovich y ha tachado de ridículas las acusaciones rusas de espionaje. Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin aún no se ha pronunciado públicamente sobre el caso.