Stoltenberg promete más armas y más modernas para Ucrania

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió este miércoles (18.01.2023) desde el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) más armas «pesadas» y «modernas» para el gobierno de Kiev, de cara a la reunión que el Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania va a celebrar en la base aérea de Ramstein (Alemania) el viernes.

«Nos reuniremos en Ramstein con los aliados de la OTAN en el Grupo de Contacto para Ucrania liderado por Estados Unidos (…) El mensaje principal será más apoyo y un apoyo más avanzado, armas más pesadas y armas más modernas. Porque esta es una lucha por nuestros valores, por la democracia, y solo tenemos que demostrar que la democracia vence a la tiranía y a la opresión», afirmó Stoltenberg durante un panel sobre seguridad y paz.

La reunión de Alemania, presidida por el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, y que contará con la presencia del ministro ucraniano de Defensa, Oleksii Reznikov, está enfocada en que los países de la OTAN y otros socios de Kiev realicen aportaciones de armas, municiones y otros equipos militares en función de las necesidades expresadas por Ucrania, cuyo presidente, también en el Foro de Davos, ha pedido hoy acelerar la entrega de ayuda armamentística.

«Rusia no está derrotada»

El político noruego aseguro que ahora lo principal es asegurar que Ucrania «gana la guerra» y prevalece como un país soberano, independiente y democrático en Europa, razón por la cual los aliados están proporcionándole un apoyo militar «sin precedentes». «Y por eso estoy recorriendo las capitales de la OTAN pidiendo que hagan aún más», agregó, al tiempo que celebró el compromiso de dotar a Ucrania de acorazados o más sistemas de defensa aérea por parte de Aliados como Canadá, Polonia o Estados Unidos. Alemania ha insistido hoy en que apoyará a Ucrania «el tiempo que sea necesario», pero no se pronunció sobre la posible entrega de tanques Leopard.

En el panel participó también el presidente de Polonia, Andrzj Duda, que recordó que «Ucrania necesita armas, armas, y, de nuevo, armas» porque «Rusia no está derrotada», sino que se está preparando para lanzar una nueva ofensiva «probablemente en los próximos meses». Y la vice primer ministra y titular de Finanzas de Canadá, Chrystia Freeland, reclamó la entrega de más armas a Kiev «porque, si Ucrania saliera derrotada, la conclusión sería que no importa cuánto quieras tu soberanía, no importa lo unido que estés como país, lo preparado que estés para luchar: si combates contra un país mayor que tiene armas nucleares, vas a perder», apuntó.

El gobierno canadiense anuncia donación de blindados

Canadá anunció este miércoles la donación de 200 transportes blindados a Ucrania y está considerando enviar tanques Leopard 2, de fabricación alemana, que Kiev ha solicitado para combatir a las tropas rusas que invadieron su territorio. El anuncio de la donación de los transportes blindados de personal fue realizado por la ministra de Defensa canadiense, Anita Anand, durante una visita sorpresa que realizó este miércoles a Kiev.

Stoltenberg volvió a hacer hincapié en que «es muy peligroso infravalorar a Rusia» y concluyó que «la única manera» de conseguir un acuerdo negociado para terminar la guerra es «convenciendo al presidente Putin de que no ganará en el campo de batalla, tiene que sentarse y negociar». Y añadió que «si queremos que Ucrania prevalezca, necesita la fuerza militar» porque «lo que ocurre en torno a la mesa de negociación es totalmente dependiente de la fuerza en el campo de batalla», explicó.