Zelenski dice que se han documentado más de 400 crímenes de guerra rusos en Jersón

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, acusó a los soldados rusos de cometer crímenes de guerra y matar a civiles en Jersón, parte de la cual fue retomada por el ejército ucraniano la semana pasada tras la retirada de Rusia.

«Los investigadores ya han documentado más de 400 crímenes de guerra rusos. Se han encontrado cuerpos de civiles y militares muertos», dijo Zelenski en su discurso nocturno por vídeo el domingo.

«El ejército ruso dejó tras de sí la misma barbarie que en otras regiones del país en las que entró», dijo.

Reuters no pudo verificar sus afirmaciones. Rusia niega que sus tropas ataquen intencionadamente a los civiles.

Desde el inicio de la invasión, el 24 de febrero, se han encontrado fosas comunes en varios lugares de Ucrania, incluidos cuerpos de civiles con evidencias de tortura descubiertos en la región de Járkov y en Bucha, cerca de Kiev. Ucrania ha acusado a las tropas rusas de cometer los crímenes.

En octubre, una comisión de las Naciones Unidas afirmó que se habían cometido crímenes de guerra en Ucrania y que las fuerzas rusas eran responsables de la «gran mayoría» de las violaciones de los derechos humanos en las primeras semanas de la guerra.

Las tropas ucranianas llegaron el viernes al centro de la región de Jersón, al sur del país, después de que Rusia abandonara la única capital regional que había capturado desde que Moscú lanzó su invasión.

Aldeanos con flores esperaban en la carretera de Jersón para saludar a los soldados ucranianos el sábado, cuando llegaron para asegurar el control de la orilla derecha del río Dniéper.

Se trata de la tercera gran retirada de Moscú en la guerra y la primera que implica la cesión de una ciudad ocupada tan grande ante una gran contraofensiva ucraniana con el sistema de cohetes de artillería de alta movilidad (HIMARS, por sus siglas en inglés) suministrado por Estados Unidos.

Estados Unidos anunciará el lunes nuevas sanciones contra una red transnacional de individuos y empresas que han estado trabajando para adquirir tecnologías militares para la guerra de Rusia en Ucrania, dijo la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen.

Yellen dijo a los periodistas, al margen de la cumbre del G20 en Bali, que las sanciones irán dirigidas a 14 personas y 28 entidades, incluidos facilitadores financieros, pero no quiso dar detalles sobre su ubicación.

Rusia ha conseguido adquirir drones de Irán que han sido utilizados para atacar ciudades e infraestructuras eléctricas en Ucrania.

Desminado de Jersón

Los intercambios de artillería que resonaron sobre Jersón el domingo no lograron disuadir a las multitudes de residentes jubilosos, que ondeaban banderas y se abrigaban contra el frío, de reunirse en la plaza principal de la ciudad.

«Ahora estamos contentos, pero todos tenemos miedo de los bombardeos desde la orilla izquierda», dijo Yana Smyrnova, de 35 años, de profesión cantante, refiriéndose a los cañones rusos en el lado este del río Dnipro, que pasa cerca de la ciudad.

El mando del sur de las Fuerzas Armadas de Ucrania dijo el lunes que los soldados rusos seguían «infligiendo daños por fuego a nuestras tropas y asentamientos desocupados a lo largo de la orilla derecha del (río) Dniéper».

El gobernador del óblast de Jersón, Yaroslav Yanushevych, dijo que las autoridades habían decidido mantener el toque de queda desde las 5 de la tarde hasta las 8 de la mañana y prohibir a la gente salir o entrar en la ciudad como medida de seguridad.

«El enemigo ha minado todas las infraestructuras críticas», dijo Yanushevych a la televisión ucraniana. «Estamos intentando reunirnos dentro de unos días y (entonces) abrir la ciudad», dijo.

En una publicación en línea, Yanushevych advirtió a la población sobre las informaciones de la llegada de ayuda humanitaria a la Plaza de la Libertad de Jersón e instó a la gente a mantenerse alejada del centro de la ciudad, ya que las operaciones de desminado iban a proceder allí.

Zelenski también advirtió a los habitantes de Jersón sobre la presencia de minas rusas. «Les pido por favor que no olviden que la situación en la región de Jersón sigue siendo muy peligrosa», dijo.

Retirada rusa

Los residentes dijeron que los rusos se habían retirado gradualmente en las últimas dos semanas, pero su salida definitiva sólo quedó clara cuando las primeras tropas ucranianas entraron en Jersón el jueves.

«Fue algo gradual», dijo Alexii Sandakov, un cámara de 44 años. «Primero se fue su policía especial. Luego la policía ordinaria y su administración. Luego se empezaron a ver menos soldados en los supermercados y después sus vehículos militares se fueron».

Muchos residentes entrevistados por Reuters dijeron que intentaban minimizar su contacto con los rusos y que sabían de personas que fueron detenidas y maltratadas por mostrar cualquier expresión de patriotismo ucraniano.

Sandakov dijo que las tropas rusas habían saqueado las casas de los soldados ucranianos que abandonaron la ciudad antes de la toma y que inspeccionaban los cuerpos de los jóvenes que pasaban por los puestos de control en busca de tatuajes de grupos nacionalistas ucranianos.

Rusia ha negado los abusos contra la población civil o los ataques a la misma desde que comenzó la guerra.

Ucrania oriental

El Ministerio de Defensa ucraniano dijo que había recuperado 179 asentamientos y 4.500 kilómetros cuadrados a lo largo del río Dniéper desde el comienzo de la semana.

El Estado Mayor de las fuerzas armadas ucranianas informó de intensos combates a lo largo del frente oriental en las regiones de Donetsk y Luhansk.

«El enemigo no deja de bombardear los asentamientos y las posiciones de nuestras unidades a lo largo de la línea del frente. (…) Continúa atacando infraestructuras críticas y viviendas civiles», dijo el Estado Mayor el lunes.

Dijo que en las últimas 24 horas, los militares rusos lanzaron cuatro misiles y 13 ataques aéreos, así como unos 60 ataques de sistemas de salvas de cohetes.

En respuesta, las fuerzas ucranianas atacaron 16 veces las posiciones rusas, destruyendo o dañando 10 áreas que contenían personal, armas y equipo militar, dijo.

Reuters no pudo verificar estas informaciones.